Blogia
PIERO

HA VUELTO LA PRIMERA

HA VUELTO LA PRIMERA

Sevilla, algo antes de 1905.  Año de fundación del Sevilla CF.

ZARAGOZA, 2 -SEVILLA, 1

 

 

 

La Romareda, Zaragoza.

 

 

  

   Hay domingos de carnaval en que suceden las cosas más inesperadas. Tardes en que alguien se podría llevar el manso apostando a caballo perdedor. Tardes en que La Romareda vuelve a ser un estadio de Primera. Empezaba el Zaragoza el segundo cuatrimestre en casa de manera rocambolesca. Con despidos abundantes y exprés; y seis incorporaciones, seis,  como en una corrida de toros. El  Zaragoza anunciaba en cartel  una  nueva escuadra.

 

 Así se lo debió parecer al Sevilla, que entró en el partido contemporizando y se fue con dos menos sin saber porque les habían expulsado también del partido. Los de Aurelio Gay salieron con la fe de David ante Goliat, y la combinatoria y rapidez en el pase despertaron los primeros aplausos felices, pasada media campaña. Los culpables del jolgorio son los refuerzos. El Zaragoza tiene a dos delanteros y dos centrales, en román paladino, una nueva columna donde apoyar su juego. Y así lo hizo, con el radio de acción elevado de Suazo y la rapidez y finta de Colunga los blanquillos mostraron que ya tienen espada y estilete para golpear a sagrados porteros como Palop. Porque esa es otra, a las santidades no se les bate con acciones rutinarias de delanteros en posición. El Zaragoza encontró el milagro en sus dos nuevos defensas. Dos nuevos centrales. Dos nuevos zurdos. Dos nuevos goleadores. Dos victorias consecutivas. Un triunfo en Primera. Jarosik y Contini han apuntalado la retaguardia de un variopinto Carrizo. Y con qué fe, no había más que ver como celebró el italiano Contini el gol que abría el marcador. Cien por cien transalpino, cien por cien de intensa rabia.

 

  La que le había faltado hasta ahora al Zaragoza la fue a encontrar en uno de sus partidos que se presumían imposibles. Pero el que de verdad lo estuvo fue el Sevilla,  nunca encontró su sitio. Un errático Estankevicius en defensa, un centro de campo escuálido en decisiones y una dupla atacante de verdadero descanso dominical, dieron la tarde plana a su entrenador. Y de postre, Manolo Jiménez, tuvo que aguantar frente a sus narices en la banda el trabajo de Ponzio. El argentino volvió a demostrar el significado de la palabra profesional. Empezó en la media, pero la lesión muscular de Paredes le llevó al lateral izquierdo en el minuto diez. Hasta tres lo intentaron en los ochenta minutos restantes. Pero parecían la trilogía del despropósito. Ni José Carlos primero, ni los internacionales Capel y Jesús Navas después pusieron en aprieto a Ponzio. Curioso lo de Leo. Se fue del Zaragoza cuando estaba en Primera, volvió en Segunda para subirlo y ahora que asomaba el morro de nuevo de la Segunda, bordó la tarde de lo que es un futbolista de Primera. Como su equipo, al que el carnaval no le ha hecho intolerante al fútbol. Quizá segundos cuatrimestres si que sean buenos.

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

MAPI -

Con cinco de las siete nuevas incorporaciones Del Real Zaragoza, el equipo jugo con presión, velocidad y mentalidad ganadora.
Impresionante ander herrera besos

el siguiente partido con Getafe, los dos colores estan en mi corazon, cual tendre que elegir.Ya lo saben ustedes...

mirada -

Felicidades.

white -

Esa mirada de David cuando se cree que va a ganar, que puede ganar, se queda clavada para siempre en el alma (y en este caso también en el marcador).
Me alegro. Besito

a -

GRACIAS

bo -

La alegría del Carnaval. Me alegro por vosotros. La imagen de Sevilla hacia 1905 parece del siglo XVIII, uf¡, cómo hemos cambiado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres