Blogia
PIERO

EL MADRID GANA A PARES

EL MADRID GANA A PARES

Plano del pueblo de Chamartín de la Rosa, al norte de la Villa de Madrid, 1885. Diecisiete años antes de la fundación del Real Madrid.

ZARAGOZA, 1-REAL MADRID, 2

 

 

La Romareda, Zaragoza

 

 

    Son dos nombres conocidos en toda la tierra futbolística, dos renombres que fueron duda hasta el final para viajar a Zaragoza, dos jugadores que no estaban siendo titulares, dos goleadores que saliendo desde el banquillo dieron el triunfo al Real Madrid en la lucha entre dos más cerrada en muchas Ligas. Raúl y Kaká, dos sílabas por barba, dos tildes que demostraron que el fondo de armario de un equipo grande no se puede apolillar.

 

  Sin embargo los de Pellegrini, así comenzaron el partido, mejor dicho toda la primera mitad. Sin prisa, pero sin grandes dosis de combinatoria, eran los balones al hueco o los verticales los que daban algo de vida al encuentro. Mientras, el Zaragoza iba tensando su estructura, se llegó al descanso sin haber exprimido casi nada. Bueno, sí, exprimido sí, el que iba de naranja, la muralla contra la que chocó más de una decena de veces el equipo madridista. El madrileño Roberto respondió a todas las exigencias con soltura, determinación. No para de crecer el colchonero en su cesión en La Romareda. Buena prueba de ello es que para romper su candado tuvo que disparar Higuaín primero, Ronaldo después y a la tercera, esta sí, Raúl de todos los blancos batió al portero blanquillo. Casi de chiripa, pues ya había solicitado el cambio por problemas musculares, fue Higuaín el que en vez de parar la jugada para realizar el sustitución la continuó, así Raúl sigue su idilio con el estadio que lo vio debutar, el que al ser sustituido le ovacionó. 

 

  Y es que el partido fue la segunda parte, tras el gol madridista, la expulsión por codazo de Contini, dejó al Zaragoza atrás en el marcador e inferioridad numérica. Pero apareció la bala Colunga, una flecha en ataque, un resoplido constante en defensa, se encontró con un magnífico pase de Abel Aguilar a las espaldas de Garay, metió la sexta, dribló con frialdad a Casillas y niveló lo infranqueable. Aturdido por el golpe, el Madrid no imaginaba que aún tendría que arrimar el hombro. Pero lo hizo. Con Guti, Ronaldo, Higuaín, Benzema y Kaká, las posibilidades de resolución del quinteto atacante se acentuaron. Allí apareció Ronaldo para brindar la bola a Kaká que casi dos meses después volvía a jugar y a marcar.

 

   Al Zaragoza se le acabaron las esperanzas que las contras de Uche y Colunga estaban inspirando, mucho esfuerzo para tan poco botín. Mientras el Madrid no está para tirar cohetes, pero continua siseando. Abonado al suma y sigue, espera el tropezón culé antes de que los de Guardiola se sienten en la final de la Champions en el Bernabéu. Con un par resolvió el Madrid, a un par de desplazamientos de acabar la liga, parece que todo se resolverá por fuerza, la emocional todavía no está cerrada, hagan juego, que alguien apueste al dos.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

mapi -

buenos equipos los dos

mirada -

Yo lo que apuesto es a que seguiré leyéndote, siempre y cuando sigas escribiendo así.

:-)

Feliz semana.

white -

¿Pero es que ustedes no duermen nunca? Del zorro ya se sabe, en fines, ya queda poco para velar...

Zorro -

Arriesgadas sustituciones las que ha hecho Gay, pero es lo que hay que hacer. Quien no arriesga, no gana.

Y Contini, ¿qué ha hecho? jajaja

Felicidades a los maños, porque tenéis un equipo luchador y que se va a salvar ;)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres